Banner
Banner
Joseph Allen Hynek, primer ufologo mundial.
Escrito por Administrador    Sábado, 26 de Septiembre de 2009 02:57    PDF Imprimir E-mail
Investigación: Grupo La Esfera Azul.

Joseph Allen Hynek (1910-1986) bien puede ser considerado como la más conocida figura de la ufología mundial, fundamentalmente por su experiencia como asesor astronómico de la USAF en los proyectos Grudge y Blue Book, así como por su inclinación a admitir la realidad objetiva del fenómeno OVNI una vez concluidas en 1969 las investigaciones oficiales sobre la materia. Para valorar este último aspecto, nada mejor que leer sus primeras declaraciones a un medio de comunicación, efectuadas muy poco después del avistamiento de Kenneth Arnold (24/06/1947), que ahora han sido recuperadas de las páginas de "The Columbus Citizen" por Loren Gross del Sign Historical Group.

Astrónomo estadounidense nacido en 1910. Profesor de la Northwestern University, director adjunto del Smithsonian Astrophysical Observatory de Cambridge (Massachussets) además fue Director del Centro de Investigación Astronómica Lindheimer y asesor científico durante 20 años de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Sus libros deben considerarse como auténticos hitos de la ufología, entre estas publicaciones se puede destacar:

The UFO experience, a Scientific Inquire (La experiencia OVNI, una investigación científica) Año 1972

The Hynek Report on UFO (Informe Hynek sobre los Ovnis) Año 1977

Joseph Allen Hynek esta vinculado al fenómeno desde los años 1947-1948 precisamente cuando el piloto civil Kennett Arnold notifico el primer avistamiento de la época contemporánea de la historia de la ufología. Precisamente la Fuerza Aérea estadounidense encargada por el Pentágono de los fenómenos Ovnis decidió de hecho administrar a los técnicos especializados con un asesor científico provisto de una preparación astronómica y astronáutica válida y consistente. El ingreso del profesor Hynek a la investigación oficial de los Ovni demostró que este fenómeno importaba mucho a las autoridades estadounidense en aquellos años además que las primeras declaraciones de Kenneth Arnold habían causado una real alarma social, no sólo en los Estados Unidos sino también en muchos otros países del mundo, que comenzaron a ver "discos voladores" sobre sus cielos soberanos.

Al principio Hynek mantuvo una posición totalmente escéptica al fenómeno que investigaba, siguiendo una línea y las directrices de la USAF. Sus explicaciones siempre fueron en términos convencionales y dentro de la oficialidad que marcaba los cánones militares y el Gobierno americano. Al tiempo después de sacar conclusiones junto a otros eminentes científicos de la época y trabajar en el Proyecto Grudge, pionero de la investigación de los "platillos volantes de aquella época", Hynek fue el primero en destacar que el 23% de los casos examinados podían considerarse de naturaleza "no identificado". En este punto hay que mencionar respecto al Proyecto Grudge que fue el embrión de otro Proyecto famoso más conocido como Blue Book.

Para los neófitos de estos primeros pasos de la ufología contemporánea, añadiremos que el proyecto Blue Book, es el nombre que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos asignó en Marzo de 1952 a una comisión investigadora del fenómeno Ovni, y que fue la continuación de otros dos proyectos anteriores denominados Grudge (ya mencionado) y otro denominado Sign. Este proyecto trabajo intensamente entre el período de Marzo de 1952 y Septiembre de 1953 bajo la dirección del Capitán Edward J. Ruppelt. El trabajo de esta comisión ha sido muy cuestionado a lo largo de los años dado que la necesidad de encontrar explicaciones "definitivas" dio como paso a conclusiones y explicaciones apresuradas y errores estrepitosos, como la alusión a las "estrellas de Orión", para dar explicaciones a los avistamientos de Midwest de Agosto de 1965. El error incalificable fue que en aquel periodo de año dicha constelación sólo era visible desde el hemisferio opuesto a la Tierra. Todo esto sea dicho para incorporar la evolución del profesor Joseph Allen Hynek a la investigación de la ufología activa a finales de los años 1960. Este año fue importante ya que el Mayor Héctor Quintanilla integrante de la comisión del Proyecto Blue Book se encontró con un científico dentro de su propia comisión que le expresó que era "inútil continuar negando una realidad que cada vez se hacía más evidente"

La aportación de Joseph Allen Hynek a la investigación ufológica es el Diagrama de Extrañeza-probabilidad, el cual se podría resumir apresuradamente como la definición del índice de la extrañeza (IE) y la relación con la medida de su singularidad en el contexto de la clasificación general que lo engloba. Cuantos más detalles desafíen el sentido común, mayor IE en los casos de encuentros cercanos del segundo tipo y encuentros del tercer tipo, las dos clasificaciones aludidas poseerían un alto IE, en cambio, en los fenómenos de "luces nocturnas" y los "discos diurnos" lo tendrían muy bajo.

La explicación del Diagrama de Extrañeza-probabilidad se podría en forma de ejemplo y coloquial de la siguiente manera:

En un camino llano se ve un punto oscuro en la carretera. Su acercamiento hace que vayan apareciendo detalles. Localizamos un punto de color oscuro, luego definimos un coche de tamaño pequeño, su color ya es definible, es azul, a medidas que se acerca distinguimos que su marca es SEAT 600, más cerca aún distinguimos alguien al volante, no sabemos si es hombre o mujer, pero si distinguimos su pelo rubio, apreciamos pronto que es una mujer. Ahora esta más cerca y ya podemos determinar con certeza que es una mujer joven incluso leemos la matrícula del coche. La chica pasa y ya la observación es completa y definida.

En el test de Extrañeza, las pautas son iguales, pero en orden inverso, o sea el acercamiento del objeto o de lo que deseamos definir aumenta la incógnita. El supuesto coche se convierte en un objeto extraño, con formas incalificables, ovoide, con perfiles indefinibles. Al acercarse más las posibles personas que creíamos eran niños se convierten en pequeños humanoides. A medida que forzamos nuestro entendimiento y el acercamiento se produce en forma paulatina, nuestra extrañeza aumenta hasta un momento que nuestras referencias habituales nos indican que lo observado nos es imposible de identificar y calificar. Hynek indica que entre más detalles desafíen al sentido común, mayor IE tendrá el caso.

Respecto al "índice de probabilidad" como parámetro importante en las investigaciones de la ufología, Hynek toma en cuenta varios factores: Testigos serios y dignos de credibilidad, mejor varios que un solo testigo, clarificación de la observación teniendo en cuenta margen de errores, coherencia comparativa con otros avistamientos del mismo episodio, sensación de convicción que el testigo transmite al investigador y la valoración total de todos estos elementos. Lógicamente las pruebas psicológicas son imprescindibles y un examen sobre el estado de salud del testigo en el momento es esencial. La aplicación del detector de mentiras también lo recomendaba Hynek en su momento. En este punto hay que añadir que los planteamientos de Hynek eran a finales de los años 60 lo que lo hacían un científico renovador y muy evolucionado en la apreciación de los fenómenos Ovnis de aquella época. En el momento actual muchos de sus planteamientos pueden ser cuestionados pero los pioneros en cualquier materia tienen un perfil de equivocación, lo esencial es la implantación de elementos y parámetros en la investigación que en el futuro sirvieron a otros investigadores a seguir adelante en sus trabajos. El aporte real de Hynek fue romper con la oficialidad en la investigación y buscar nuevos caminos para encontrar respuesta a este enigma que son los Ovnis.

La universalmente clasificación de estos fenómenos aportada por Joseph Allan Hynek, que se podrían definir: luces nocturnas, platillos diurnos, observaciones visuales y con radar, y encuentros cercanos de tipo I, II, y III, le han merecido reconocimiento mundial, incluso su persona aparece breves segundos en la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, su figura no podía faltar en un momento tan crucial, a pesar de ser una película el reconocimiento esta registrado en este tema. Lógicamente que aquella película fue realizada en los Estados Unidos y no debemos olvidar que el fenómeno Ovni nació en aquel país y las personas relacionadas con el fenómeno se han visto expuesta a todo tipo de controversia. Joseph Allen Hynek no estuvo libre de estas controversias en su paso por la ufología y falleció el año 1986 como investigador ufológico y con un aura de misterio que muchos han querido darle.

"Científico Asegura que los Discos Voladores Probablemente No Proceden del Espacio"

Los misteriosos discos volantes que se asegura han sido vistos por todos los Estados Unidos probablemente no sean objetos procedentes del espacio exterior". Ésta fue la opinión manifestada la pasada noche por el profesor J.A. Hynek. El profesor Hynek fue subdirector del observatorio Perkings en Delaware (Ohio) y director del observatorio Mc Millin, en la universidad estatal de Ohio.

Si los discos son reales, y la gran cantidad de denuncias recibidas en las dos últimas semanas así podrían indicarlo, habrían sido vistos también en otros lugares del mundo SI procediesen del espacio exterior", opina el profesor Hynek.

Sólo se han recibido informes sobre discos desde los propios Estados Unidos, y la gran mayoría de ellos centrados en la coste Noroeste del Pacífico". "No puedo comentar nada oficialmente sobre los discos voladores - afirma el profesor Hynek - "No he visto ninguno, y mucho menos he podido seguir sus trayectorias. Sin embargo, - añade - estoy muy interesado por tales informes".

Cómo podría alguien salir a observar estos discos?"

El profesor Hynek apunta que los grandes telescopios están, por lo general, diseñados para examinar una pequeña zona del cielo. Por tanto, resultarían poco prácticos para esta búsqueda. Además, los informes afirman que los discos se sitúan a unos 10.000 pies (3.300 metros) de altitud. Los grandes telescopios apuntan hacia el espacio exterior.

La simple vista, o unos binoculares, son lo más adecuado para salir a la caza de discos, en opinión del profesor Hynek.

Si una persona descubre unos discos volantes, ¿cómo mejor podría observarlos para poder facilitar a los científicos alguna información valiosa?"

El testigo debería observar cuidadosamente la trayectoria seguida por el objeto", respondió el profesor Hynek. "Debería anotar las posiciones sobre el horizonte, desde dónde observó el objeto por vez primera hasta dónde lo perdió de vista. Debería también intentar establecer su altitud y velocidad".

El profesor Hynek insistió una vez más en que no podía hablar de forma oficial sobre la validez de los informes sobre discos voladores hasta que disponga de pruebas definitivas de que son reales, no meros productos de mentes imaginativas.

Columbus, Ohio. The Columbus Citizen, 6 de julio de 1947.

LAS RAZONES DE HYNEK

En agosto de 1966, Allen Hynek, catedrático de astrofísica de la Universidad Northwestern, de Chicago, envió una comunicación a la revista Science en la que, afirmando que las pruebas oficiales reunidas hasta ahora no bastan para demostrar la inexistencia de los platos, invitaba a sus colegas a examinar el problema con seriedad y sin prevenciones. La adusta revista Science se negó a publicar el trabajo y sólo ante las vehementes protestas de Hynek incluyó un extracto. Una decena de líneas: las suficientes como para levantar un avispero en el mundo científico norteamericano.

"No tengo la certeza de que la tierra sea visitada por seres extraterrestres -concluía Hynek- pero creo firmemente que esa realidad figura entre los hechos posibles. Sería provinciano que los terráqueos nos consideráramos los únicos seres inteligentes del Universo. ¿Cómo habrían reaccionado nuestros abuelos si hubieran oído hablar de energía nuclear en 1866?"

Lo espectacular de esta declaración es que, apenas cinco meses antes, le había tocado a Hynek, en su carácter de consultor especial sobre OVNIS de la Fuerza Aérea norteamericana, convocar a una conferencia de prensa y explicar que los platos contemplados sobre Michigan e Illinois por centenares de aterrorizados testigos (entre ellos una docena de policías y un funcionario de la defensa civil), eran ... emanaciones de gas de los pantanos.

El imprevisto vuelco de Hynek, la sorpresiva decisión de Brown y el hecho de que los vehículos policiales de varios estados de USA hayan sido dotados de prismáticos y cámaras fotográficas para estar en condiciones de documentar apariciones sorpresivas, está mostrando que el enigma de los platos voladores resulta ya demasiado agobiante y candente para la Fuerza Aérea y requiere ser compartido.

Debido a la gran cantidad de reportes de avistamientos de Ovnis que se recibieron en el mundo a partir de la década de los cuarenta, fue necesario clasificar sus apariciones.

CLASIFICACIÓN HYNEK.

El astrofísico y profesor de astronomía norteamericano Josep Allen Hynek, fue quien creó esta clasificación de los avistamientos; la más usada en el mundo. Hynek participó en los proyectos Blue Book, Sing y Grudge. Su mérito fue el vencer el escepticismo inicial y afirmar públicamente ante sus colegas, que existe una realidad Ovni que es de origen Extraterrestre. Hynek falleció en 1996 y hoy su obra es recordada por cada uno de los integrantes del Center for Ufo Studies (CUFOS), entidad que él fundó.

The Center for UFO Studies (CUFOS), es una organización mundial de investigación creada por Joseph Allen Hynek.

OBSERVACIONES A DISTANCIA

Luces Nocturnas (LN): Se ve como una luz que hace evoluciones en la oscuridad, sin entregar mayores detalles. El mayor número de casos de avistamientos, a nivel mundial, corresponde a esta categoría. Discos Diurnos (DD): objetos que se ven a plena luz del día. Permiten hacer un análisis y reflexión sobre la causa de la aparición. Radares Ópticos (RO): Suceso captado simultáneamente por un testigo y aparatos técnicos de rastreo (como radares). ENCUENTROS CERCANOS

Primer Tipo (EC1): Observación de objetos dentro de un radio de 150 metros del observador. No existe interacción entre Ovni-Testigo u Ovni-Entorno. Segundo Tipo (EC2): Observación de objetos que han dejado una constancia o evidencia en su paso. Quemaduras, parálisis u otros tipo de daños a seres humanos o animales, alteración en el funcionamiento de los motores de los automóviles, interferencias en las emisiones de radio y televisión, huellas de aterrizaje, etc.

Tercer Tipo (EC3): Se trata de casos en los que existe una interacción entre los tripulantes de una nave y el testigo. Cuarto Tipo (EC4): Caso de abducción, es decir el secuestro temporal de personas o animales por parte de los ocupantes de un Ovni.

¿QUÉ HACER ANTE EL AVISTAMIENTO DE UN OVNI?

1. Trate de confirmar la observación buscando otros testigos. 2. Si tiene una cámara fotográfica o de video, úsela. 3. Compare el Ovni con los puntos de referencia locales (estrellas, aviones, etc). Esto puede ayudarle a establecer su tamaño y velocidad. 4. Comunique el avistamiento a alguna agrupación de ufólogos (Ovnivisión: 09-2608252, AION: 5554011)

Por formas y tamaños CLASIFICACIÓN DE AVISTAMIENTOS

LOS FALSOS OVNIS
Muchos de los reportes de ovnis, una vez realizados los análisis rigurosos, terminaron sólo siendo hechos naturales o trucos de algunos seres humanos graciosos. Estadísticamente, el 90 por ciento de los informes recibidos por los investigadores tiene una explicación racional y sólo el 10 por ciento restante es tomado como constitutivo del fenómeno Ovni. A continuación, una lista de los fenómenos más comunes que pueden contemplar los observadores y que pueden ser confundidos por Ovnis.

Nubes lenticulares: se trata de formaciones nubosas que en ciertos momentos pueden tomar formas discoidales muy parecidas a las formas de los Ovnis. Luna: si existe niebla nuestro satélite natural puede llevar a la confusión. Globos sondas: se mueven de acuerdo al viento presente en una hora y lugar determinados. Reflejan la luz del sol y pueden estar estáticos períodos muy largos, por eso suelen ser confundidos.

Satélites artificiales: a la distancia se ven como un punto de luz diminuto que se mueve en trayectoria continua de horizonte a horizonte, lentamente, a velocidad uniforme, en dirección Este. Avión: las aeronaves actuales poseen luces de colores, fijas y parpadeanates y focos de poderosa intensidad lumínica. Estas luces muchas veces son motivos de engaño. Planeta Venus: Entre los cuerpos astronómicos, este planeta es el que más ha contribuido a crear falsas interpretaciones.

Chatarra espacial: Se trata de restos de artefactos terrestres que permanecen en el espacio y que de manera sorpresiva se precipitan contra la Tierra. La fricción al entrar a la atmósfera, provoca una emisión de luz que puede ser confundida con un Ovni. Meteoritos: restos de cometas o trozos de asteroides que se friccionan al entrar a la atmósfera a grandes velocidades. Dejan una estela luminosa en el cielo.

Rayos globulares: existen fenómenos de electricidad atmosférica, condensaciones de iones que pueden ser confundidas con Ovnis. Luces terrestres: energía natural provocada por la tensión de la corteza terrestre. Esta energía, bajo ciertas condiciones determinadas, puede producir luz.

Enlaces relacionados:

http://www.revistainvestigacion.com/archivo.php?id=63&id2=63&id3=283

http://www.anomalia.org/hynek.htm

http://ar.geocities.com/mitosdelmilenio2001/mytovn5.htm

http://usuarios.lycos.es/iloniano/index83.htm

http://www.cufos.org/